La Fiesta Del Futbol

Carlos Tevez metió los dos goles que dieron vuelta el partido en el segundo tiempo. En el minuto final, Centurión decretó el 4-2 en el Monumental del equipo de Mellizo, que ganó así su tercer clásico consecutivo.

boca-monumental-foto-marcelo-carroll_claima20161211_0131_43

El Xeneize se impuso por 3-2 a River en el Monumental con gol de Bou, dos del Apache y otro de Centurión, en partidazo de ida y vuelta y con resultado cambiante. El equipo de la Ribera se sube momentáneamente a la punta del certamen.

En la primera mitad, los goles llegaron por distracciones defensivas de ambos equipos. Boca tuvo una primera chance en los pies de Pavón, y en la segunda Bou anotó, tras una gran asistencia entre líneas de Tevez: remate cruzado para estampar el 1-0.

River se despertó a partir del gol en contra y tuvo la iniciativa del juego, mientras que el Xeneize esperaba sus chances de contraataque. El Millonario tuvo su premio a los 33: Peruzzi despejó mal de cabeza en el centro del área y Driussi fusiló el arco de Werner para poner el empate.

Tan solo seis minutos después, los locales lo dieron vuelta. Alario interceptó de cabeza un gran centro de Moreira, a centímetros del área chica, y estampó el segundo gol del equipo de Gallardo.

En la segunda mitad, River salió convencido a buscar el tercero y tuvo situaciones para marcar gracias a llegadas del Pity Martínez y Alario.

A los 14, Gallardo decidió sacar a D’Alessandro y meter a Ivan Rossi. A partir de ahí, el Millonario perdió creación de juego y lo pagó al poco tiempo. Dos minutos después, Bou asistió de chilena en mitad de cancha a Tevez, quien aprovechó una mala salida de Batalla y estampó el 2-2.

Hubo pocas llegadas luego de ese gol, pero el Apache se convirtió en la figura del encuentro cuando faltaba poco para que termine el encuentro. A los 36, tras una gran jugada personal de Centurión, Tevez recibió en la puerta del área y clavó la pelota en el ángulo del arco que defendió Batalla. Así, Boca daba vuelta un partido increíble de ida y vuelta.

Cuando el partido moría, Centurión aprovechó una contra, quedó solo y estampó el cuarto gol del visitante.

Finalmente el encuentro terminó 4-2 a favor del Xeneize. Boca se impuso en un Superclásico de resultado cambiante, con el Apache como figura, y se subió momentáneamente a la punta del certamen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *