La Fiesta Del Futbol
pitu

La noche de su arribo a la ciudad, para jugar en Patrón. Hoy el final es otro

Para que todo se termine, a veces se necesita una firma: Arnaldo González dejó este jueves por la noche de ser futbolista de Patronato.

Y lo más trascendental de esta historia, sucedió en una semana: el lunes, con el jugador aceptando rescindir; el martes, arrepentido y retornando con intenciones de sumarse a entrenar desde el miércoles; pero ese mismo día, sin todavía entrenar, volvió con la idea de rescindir al enterarse que lo iban a sancionar económicamente.

Esto llevó a que los dirigentes -acompañados por el grupo de abogados de la entidad- decidan darle un corte definitivo a la situación y finalmente se decida rescindirle el contrato al ex Quilmes y Santamarina.

Lógicamente, para que esto suceda, González tuvo que depositar una determinada suma de dinero como resarcimiento económico hacia Patronato.

La historia terminó; sin dudas de la manera menos deseada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *