El Panadero Díaz tenía 72 años y había hecho una destacada carrera como futbolista, primero como defensor en Racing, donde surgió y con el que se consagró campeón del torneo local de 1966, de la Copa Libertadores y de la Intercontinental de ese año, y luego en Atlético Madrid de España, club con el que ganó una Liga, una Copa del Rey y una Intercontinental entre 1973 y 1977.

Tambien fue conocido por ser ayudante de campo de Alfio Basile en diferentes equipos y en la Seleccion Argentina.