La Fiesta Del Futbol

Botta, que se retiró lesionado, marcó para el Ciclón. FOTO: @SanLorenzo.

La 16° fecha de la Superliga siguió este sábado y en los dos primeros partidos de la cartelera, hubo triunfo de San Lorenzo y empate en La Paternal.

GANÓ EL CICLÓN

San Lorenzo no le pierde pisada a Boca Juniors y le ganó a Newells de local por 1 a 0. El único tanto fue obra de Rubén Botta a los 12′ del primer tiempo. A pesar de sumar la tercera derrota al hilo, Juan Manuel Llop aseguró que continuará como DT de la Lepra.

El Ciclón llegó a la cita con la urgencia de ganar para no dejar pasar una nueva oportunidad de acercarse a la cima; y lo hizo aunque sin muchos argumentos futbolísticos que esgrimir. De hecho, el gol llegó rápidamente a través de una pelota parada en la que Coloccini se la bajó a Botta para que este, de volea, abriera el marcador.

El equipo dirigido por Claudio Biaggio no supo aprovechar el desconcierto de un rival que está en caída libre, pero sí pudo aguantar sus tibios embates en pos del empate. Así, los minutos se le fueron escurriendo de las manos a un Llop necesitado de oxígeno y el 1-0 se mantuvo inalterable.

 

EMPATE EN LA PATERNAL

Argentinos Juniors y Atlético Tucumán igualaron 2 a 2. Gastón Bojanich y Rafael García -en contra- marcaron para el Bicho; Javier Toledo y Luis Rodríguez señalaron para el Decano.

El dueño de casa se adelantó a los tres minutos de juego con un gol de Bojanich, tras un centro de Leonardo Pisculichi. La igualdad llegó a los 21 por medio de Javier Toledo, después de una gran acción colectiva de los dirigidos por Ricardo Zielinski.

Antes del cierre de la etapa inicial, la Pulguita Rodríguez aprovechó una serie de rebotes y adelantó a su equipo. La paridad final se generó con un cabezazo en contra de García, a los 32 del complemento, que se metió en el arco de Augusto Batalla.

El duelo se calentó a raíz de un tanto correctamente anulado al Bicho en el primer tiempo por posición adelantada, indica TyC Sports. En el cierre, un supuesto penal a los de Alfredo Berti cuando estaba en desventaja terminó por subir la temperatura de una ya calurosa tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *