La Fiesta Del Futbol

En su vuelta a la Copa Libertadores, el rojo perdió en Venezuela. (Foto: Twitter @Independiente)

Independiente tropezó en su regreso a la Copa Libertadores luego de siete años, al perder como visitante con Deportivo Lara de Venezuela por 1 a 0, en partido de la primera fecha del grupo 7. El único gol del encuentro fue anotado por Carlos Sierra, a los 10 minutos de la etapa inicial.

La zona se había puesto en marcha el miércoles, con el empate sin goles en Colombia entre Millonarios y Corinthians de Brasil. Por lo tanto, Lara quedó en la cima con tres unidades y el Rojo cierra sin puntos.

En el marco de un encuentro parejo, el local pegó rápido: a los 10 minutos Herlbert Soto llegó al fondo por la banda derecha, envió un centro pasado y por detrás apareció sin marca Sierra para poner con un buen remate el 1 a 0.

Independiente, ya en desventaja, se adelantó unos metros por el repliegue de Lara y dominó pelota y terreno, pero no pudo imponer su fútbol habitual. Además de flojos rendimientos individuales, lo condicionó el mal estado del campo de juego.

Aun así, generó un par de ocasiones muy claras para nivelar el tanteador. La primera a los 25 minutos, cuando Gaibor, solo en el área, cabeceó por arriba del travesaño tras un preciso centro de Sánchez Miño; la segunda, instantes después, con un tiro de media distancia de Benítez que el arquero Salazar sacó con esfuerzo al corner.

En su arco no sufrió demasiado, salvo con algunos centros a los que  recurrió Deportivo Lara para intentar una diferencia más amplia antes de irse al descanso.

El conjunto de Ariel Holan acentuó su protagonismo al inicio del complemento y fue arrinconando al local, pero la falta de claridad para encontrar los espacios (se abroqueló bien el local) le fue diluyendo el entusiasmo.

Después de un largo pasaje en el que el partido se hizo trabado, sin situaciones, el Diablo recuperó el dominio cerca del final e intentó un último embate, pero no sólo estuvo lejos de la igualdad sino que, además, en esa desesperación, quedó expuesto a un par de buenas chances que Lara tuvo y desperdició.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *