La Fiesta Del Futbol

Patronato sigue sin ganar en el campeonato, sumó su tercera derrota consecutiva y aún no convirtió.

ANÁLISIS: Roly Zitelli (*)

Otra vez la esperanza con la que Patronato inició su compromiso se fue diluyendo con el correr de los minutos. El negro sufrió una nueva caída -la tercera consecutiva en cuatro presentaciones-, sigue sin ganar en el campeonato ni convertir en la valla rival. Por la cuarta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF), el Santo perdió en condición de visitante ante Banfield por 1 a 0. Enzo Kalinski, a los 29 minutos del primer tiempo, anotó el gol de la victoria para el cuadro anfitrión.

Desilusión tal vez sea la palabra justa para definir este presente del equipo de Juan Pablo Pumpido. Un conjunto sin ideas, con poca profundidad y con bajos rendimientos. Este encuentro frente a Banfield fue un fiel reflejo de lo que ha sido este andar del rojinegro en el torneo. Algunos minutos de esperanza, hasta el gol del local lo que desmoronó al elenco de calle Grella, que a partir de ese momento fue un cúmulo de desaciertos.

En la segunda parte la cuestión siguió por los mismos carriles y justificó el triunfo del taladro. La anemia ofensiva, la carencia de respuestas futbolísticas y la ausencia de rebeldía pintan un cuadro por demás triste para Patronato, que no ha podido ganar en este inicio de Superliga y no ha podido siquiera convertir.

(*) Comentarista: La Fiesta del Fútbol

 

LA SÍNTESIS 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *