La Fiesta Del Futbol

Juan Pablo Pumpido se retiró del estadio sin dar declaraciones. Luego presentó su renuncia. (Mauro Gaggino)

La derrota sufrida por Patronato durante el mediodía del domingo 16 de septiembre desencadenó en la renuncia de Juan Pablo Pumpido como entrenador del conjunto paranaense. Por la quinta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF), el Negro cayó en condición de local por 1 a 0 ante Gimnasia y Esgrima La Plata -un rival directo por la permanencia-, continúa en zona de descenso y sigue sin conocer la victoria en la presente temporada (en la que sólo sumó un punto en el debut y ya acumula cuatro derrotas consecutivas), en la que ni siquiera ha marcado un gol.

Luego del final del encuentro, Pumpido, que fue insultado por gran parte de los simpatizantes que se hicieron presentes en el estadio Presbítero Bartolomé Grella, no se presentó a la conferencia de prensa y se despidió del recinto sin hablar con nadie. Minutos más tarde, le comunicó a los dirigentes su decisión de renunciar al cargo de entrenador.

 

 

Los números de Juan Pablo Pumpido como DT de Patronato

El ahora ex DT del Santo dirigió al cuadro de barrio Villa Sarmiento en 33 partidos, de los cuales obtuvo 34 puntos, producto de ocho victorias, 10 empates y 16 derrotas, marcando 27 goles y recibiendo 40.

Se hizo cargo de Patrón de cara a la edición 2017-2018 de la SAF, en la cual logró el objetivo de alcanzar la permanencia. En la temporada anterior, el equipo de barrio Villa Sarmiento se ubicó en la posición 19, con 33 unidades, como consecuencia de ocho triunfos, nueve pardas y 10 caídas. En esa ocasión su equipo marcó 26 tantos y sufrió 32.

Los directivos le renovaron el vínculo de cara al actual campeonato. Pero el inicio de la presente temporada fue muy flojo ya que, en primer lugar, cayó 2 a 1 con San Martín de Tucumán y quedó eliminado de la Copa Argentina. Luego, en la SAF inició su participación con un empate en casa sin goles con Colón y luego fueron puros traspiés: 1 a 0 con San Martín de San Juan (de visitante), 3 a 0 con Racing (local), 1 a 0 con Banfield (en el Gran Buenos Aires) y 2 a 0 con Gimnasia (en el Grella). Esta última derrota fue la gota que rebalsó el vaso y determinó la renuncia de Juan Pablo Pumpido como director técnico de Patronato.

 

 

La caída ante el Lobo

Patronato regaló todo el primer tiempo y Gimnasia festejó en el Grella. (Uno Entre Ríos)

Patronato y Gimnasia disputaban una verdadera final para sus aspiraciones de permanecer en la elite del fútbol argentino. Pero los jugadores del Tripero lo tuvieron mucho más en claro que los locales y sacaron una importante ventaja en el primer tiempo, que supieron mantener en el complemento.

Con más actitud a la hora de disputar las pelotas divididas, el Lobo se apoderó del balón y deambulaba con peligro por el área local; mientras que el dueño de casa se mostraba tibio y ni siquiera insinuó llevar peligro de contragolpe.

La apertura del marcador se produjo a los 25 minutos de la etapa inicial, luego de que Walter Andrade quiso disfrazarse de conductor cruzando la mitad de la cancha con la pelota dominada, tocando hacia la derecha para Lucas Ceballos y yendo al área para buscar el cabezazo. La jugada en ofensiva quedó estéril y se produjo un contragolpe letal con Patronato mal parado y en desventaja numérica por la ausencia del Negro: Martín Gómez condujo correctamente y habilitó hacia la derecha a Santiago Silva, quien definió magistralmente picando la pelota ante la salida de Sebastián Bértoli para anotar el 1 a 0.

El dueño de casa sintió el golpe y no pudo despabilarse cuando Gimnasia le marcó el segundo tanto. A los 30 minutos Lorenzo Faravelli ejecutó un tiro libre desde el costado derecho del campo de juego perfectamente dirigido hacia el punto penal, desde donde el Tanque Silva conectó un cabezazo implacable para ampliar el resultado y prácticamente sentenciar la historia antes de que se termine la primera mitad.

En el inicio del segundo período con los ingresos de Lautaro Comas y Nicolás Royón el anfitrión tuvo otra actitud e intentó llegar rápidamente al descuento, pero entre la ineficacia y las correctas intervenciones de Arias la esperanza se diluyó rápidamente.

Pedro Troglio, el DT de la visita, ajustó un par de tuercas y ordenó que sus jugadores se replieguen para cerrarle los espacios a Patronato. Sus dirigidos captaron el mensaje y le dieron el balón a sus rivales, esperando encontrar otro contragolpe que termine de sentenciar el encuentro.

Sin embargo no hubo más emociones, los minutos corrieron y el elenco de la capital de la provincia de Buenos Aires se quedó con los tres puntos ante los murmullos e insultos que se escuchaban desde las tribunas, apuntados principalmente a la figura del ahora ex entrenador de Patronato, Juan Pablo Pumpido.

 

 

LA SÍNTESIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *