La Fiesta Del Futbol

Lanús superó justificadamente al Santo, que mostró una muy floja imagen. (Twitter @clublanus)

Una tarde para olvidar rápidamente. Un Patronato que no fue ni la sombra de los partidos frente a Talleres e Independiente, fue superado de principio a fin Lanús, que manejó la pelota con criterio y facturó cuando tuvo las situaciones. Fue victoria por 3 a 1 a favor del Grante en el sur del Gran Buenos Aires, en un duelo válido por la novena fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF).

El equipo Rojinegro fue un cúmulo de voluntades sin ideas, que deambulo por momentos en la cancha corriendo atrás del balón sin poder contrarrestar el juego Granate. Sin recuperación en la mitad de la cancha, sin creación y con algunas actuaciones para el olvido, Patrón cayó merecidamente frente a un rival que fue claramente superior.

El primer golpe se lo propinó Sebastián Ribas, a los 13 minutos del primer tiempo, cumpliendo con la ley de ex. El delantero uruguayo aprovechó una mala salida de Sebastián Bértoli y cabeceó para mandar la pelota al fondo de la red.

Tras un muy mal primer tiempo, el Santo no tuvo tiempo en intentar cambiar su imagen en el inicio del complemento, ya que un mal rechazo de Damián Lemos, apenas superado el minuto del complemento, se introdujo en la valla visitante para ampliar la diferencia para el dueño de casa.

Mauricio Sperduti, a los 14 minutos, se encargó de darle vida al Negro, tras conectar un tiro de esquina ejecutado desde la izquierda por Nicolás Pantaleone. Sin embargo, en un contragolpe en el que Patronato estaba mal parado, José Luis Sinisterra se encargó de liquidar la historia a favor de Lanús, que a partir de allí acentuó su superioridad.

 

LA SÍNTESIS

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *