La Fiesta Del Futbol

El Millonario no tuvo inconvenientes para sortear a Almagro. (Prensa Copa Argentina)

River cumplió con los pronósticos, se impuso por 2-0 a Almagro en la provincia de Mendoza y se metió en las semifinales de la Copa Argentina, instancia en la que espera por Colón de Santa Fe o Estudiantes de Buenos Aires (jugarán el próximo martes en el estadio de Patronato).

Iban solamente seis minutos cuando Exequiel Palacios lo vio a Nacho Fernández, el mediocampista sacó un remate que dio en el travesaño y Rafael Santos Borré -partió en la misma línea- solamente tuvo que empujarla.

El equipo conducido por Marcelo Gallardo continuaba con el dominio, encontraba espacios de tres cuartos hacia adelante y el palo evitó el tanto de Ignacio Scocco. Almagro tuvo su chance: asistencia de Juan Manuel Martínez para Facundo Suárez y Franco Armani respondió de buena manera.

Si se esperaba alguna reacción del equipo conducido por Gastón Esmerado en el complemento se desvaneció rápidamente, debido a que ni bien comenzó la segunda parte se escapó Borré, lo bajó Nicolás Arrechea y vio correctamente la tarjeta roja.

De ahí en más, solamente era cuestión de tiempo para que llegara el segundo y el encargado de convertirlo fue Scocco, quien recibió una de las tantas buenas pelotas de Nacho Fernández y definió ante la salida de Christian Limousin. Iban 12 minutos.

El contexto era el ideal para que, después de 208 días, Juan Fernando Quintero volviera a las canchas luego de la lesión en la rodilla que sufrió el 17 de marzo de este año en el triunfo por 3-0 ante Independiente en el Monumental. También volvió al campo de juego el capitán Leonardo Ponzio.

Con espacios, dos goles arriba y el rival con un jugador menos, el colombiano mostró algo de su talento y que su pegada está intacta: primero, estuvo cerca con un zurdazo desde afuera del área y, luego, provocó una gran respuesta de Limousin tras un tiro libre con muy poco ángulo.

Más allá de que siguió atacando fiel a su costumbre, River no pudo con Limousin y el resultado no se modificó. El daño ya estaba hecho. El Millonario está entre los cuatro mejores de otra Copa, ahora espera por Arsenal y, después, el cruce tan esperado ante Boca en La Bombonera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.